Eduard, la voz de 600.000 haitianos esclavizados

ALBERTO D. PRIETO

MADRID.- Eduard Seant Jean es un hombre libre. Esto no debería ser una noticia, pero sí lo es. Este haitiano de 46 años trabajó durante ocho de ellos en las plantaciones de caña de azúcar de la República Dominicana en una situación de explotación demasiado próxima a la esclavitud.

14feb99«Dormíamos unas 10 personas hacinadas en un barracón de menos de 20 metros cuadrados, lo que se llama un batey. A las cuatro de la mañana, nos despertaban para cortar caña. El trabajo era hasta el anochecer, sin parar ni un momento». El relato resulta aún más espeluznante al saber que esa situación todavía persiste para otras personas.

Es más, según la organización Manos Unidas, más de 250 millones de personas sufren algún tipo de esclavitud en todo el mundo: mujeres obligadas a contraer matrimonio sin su aprobación, niños reclutados como soldados en guerras salvajes, redes mafiosas de prostitución, etcétera.

Esta ONG denuncia que es el mayor número de esclavos de la Historia en el planeta. «Son personas que no pueden decidir libremente hacia dónde encaminar su vida, su libertad, sus pasos», afirma Consuelo Lobo, presidenta de Manos Unidas.

Eduard nació en Cabo Haitiano, la segunda ciudad en importancia de Haití, en 1953. A los 20 años cruzó la frontera para trabajar en la República Dominicana «buscando mejores perspectivas», según asegura. Pero lo que se encontró es lo mismo que padecían miles de compatriotas, pero que ninguno contaba nunca. ¿Vergüenza? ¿Amor propio?

«Vivir en un batey significa, hoy y ayer, vivir en condiciones de esclavitud. Si los españoles, tras el descubrimiento, llevaron el azúcar a las Antillas, también fueron ellos quienes importaron mano de obra africana y la sometieron a esta esclavitud. Sólo éramos herederos de nuestros antepasados», cuenta Eduard.

En un batey no sólo se trabaja. También se vive. «Eres parte de la propiedad del señor, porque él paga por ti», recalca Eduard. Eso significa el hacinamiento con la familia en el barracón, tener hijos sin escolarizar, pasar mucha hambre, sufrir enfermedades.

Haití y la República Dominicana comparten una misma isla y un mismo pasado de explotación y miseria. Pero la manipulación ideológica de los gobiernos autoritarios de las últimas décadas ha hecho nacer recelos entre los dos pueblos. Igual que los dominicanos se juegan la vida en embarcaciones endebles cruzando el océano hacia la tierra prometida de Puerto Rico, los haitianos se ven explotados por sus vecinos.

«Son jornadas laborales cercanas a las 14 horas con salarios de miseria. Menos de 100 pesetas anuales», denuncia Seant Jean. Se calcula que actualmente están en esa situación más de 600.000 haitianos en su país vecino. Cruzan como pueden la frontera, pero, una vez en la República Dominicana, pierden todos sus derechos como ciudadanos. Y los hijos que tengan mientras trabajan en el batey no son reconocidos ni como haitianos ni como dominicanos. Simplemente, no existen oficialmente.

Eduard está casado con Divina, una dominicana, y tienen dos hijos de 15 y 14 años y una hija de 13. Actualmente, trabaja en la pastoral católica haitiana y dirige un programa de radio para una emisora católica en su país. Por otro lado, forma parte de una institución que pretende fomentar las buenas relaciones entre estos dos países, que comparten una isla en el Caribe.

Para concluir, Eduard recuerda a sus compatriotas. «Yo tuve suerte, porque pude escapar. En mi interior, nunca acepté mi esclavitud. Pero muchos hombres, mujeres y niños siguen sufriendo en los bateyes. Siguen esclavizados».

Publicado en EL MUNDO el 14febrero1999

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s