Mourinho 2010, Ferrándiz 1962: lo feo o lo muy feo

ALBERTO D. PRIETO

ComboAmsterdam_300x169No es lo mismo forzar una amarilla para cumplir ciclo de amonestaciones en el siguiente partido que hacerlo para que te expulsen, recibir sanción por una expulsión y quedar con una apuntada, ésa que tenías antes del partido en el que haces la triquiñuela. Feo.

No es lo mismo forzar una amarilla retrasando un saque de balón parado que hacerlo pateando a un contrario. Menos feo.

No es lo mismo forzar una amarilla acordándolo antes con tu entrenador que hacerlo de manera televisada con mensajitos al oído de técnico a portero suplente, de portero suplente a portero titular, de portero titular a defensa y de defensa a mediocampista. Feo.

RamosAmsterdamRoja_300x121No sabemos si es que la línea se cortó antes de llegar a Cristiano, que estaba en la misma situación que Ramos y Alonso, o que usaron a CR7 como futura coartada ante la UEFA o que al portugués lo salvó su compatriota del banquillo del escarnio de apuntarse una roja en su currículum por el supuesto bien del club. El caso es que no es lo mismo forzar una segunda amarilla que lleva a roja, que hacerlo dos veces en menos de cinco minutos. Feo, feo.

No es lo mismo forzar una amarilla en un partido en que te juegas tres puntos tan importantes como cualesquiera otros que hacerlo ante uno en el que no tienes nada que ganar, más que seguir acumulando prestigio. Menos feo.

Además, no es lo mismo hacer todo esto con jugadores suplentes que con los titularísimos Alonso y Ramos. ¿Qué dirán, no sé, ArbeloaLass,Granero… ante el mensaje de me vales para el Auxerre en casa, pero no para los octavos de Champions? Gestión de plantilla fea.

Dando en la diana, Mourinho ha errado el tiro. Todos hablan de las cuatro amarillas que acumularon su mediocentro y su lateral y no del juego del Madrid, de que ganaba por primera vez en Ámsterdam, de que le endosaba cuatro goles a un club con cuatro copas de Europa, que certificaba su primer puesto en el grupo con una exhibición ante el continente futbolístico.

Eso sí, el luso tampoco ha inventado nada. Todos los clubes manejan los tiempos y las normas. El reglamento está para cumplirlo y, si no lo haces, para atenerte a sus consecuencias. Con esto del Amsterdam Arena el Real Madrid ha invertido el ciclo. Ha buscado las consecuencias y, para ellas, ha decidido incumplir el reglamento.

FerrandizEso es feo, pero no es novedad. El 18 de enero de 1962, en Varese, otro genio de los banquillos, Pedro Ferrándizinventó la canasta en propia cesta para evitar una prórroga y perder sólo por dos puntos el partido de ida de los cuartos de final de la Copa de Europa. Aquello estuvo también feo, y cambió las normas del baloncesto. Pero hubo una diferencia. Todos los madridistas ayer se negaban a reconocer la picardía deMourinho. Hace 48 años, a Ferrándiz no le importó admitir que lo hicieron “a propósito”. La verdad, no sé qué está más feo.

Publicado en Periodista (Y) Colegiado el 24noviembre2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s