Esta crisis tiene causas (III): De leyes a conveniencia y cánones oportunistas

ALBERTO D. PRIETO

futbolcrisisEl curioso mundo del fútbol toma a veces el rábano y a veces las hojas. Si la norma conviene, se cumple y se hace cumplir. Si no conviene, se rodea, se obvia, o se encuentra otra que la ‘compense’.

Así, un caso es el que hoy sufrimos como cáncer y a la vez síntoma del mismo: la vigencia de la Ley Concursal (22/2003, de 9 de julio), cuya aplicación ha acabado por prevalecer sobre la Ley del Deporte (10/1990, de 15 de octubre) en lo tocante a las sanciones a los clubes que no cumplen con sus obligaciones económicas.

Supuestamente, las sociedades anónimas deportivas que no estén al corriente de pago al final de cada ejercicio (30 de junio) son descendidas de categoría. Pero, como ocurrió con trampas en el 95 con Sevilla y Celta, ocurre ahora de manera legal a causa de que la jurisprudencia judical ha acabado por permitir a los equipos que se acogen al concurso de acreedores mantenerse en la categoría que ganan en los terrenos de juego al tiempo que no pagan a sus acreedores hasta que los administradores judiciales no lleguen a un acuerdo con aquéllos.

Así, entre muchas otras, se ha dado la circunstancia de que el Zaragoza, un club con una deuda superior a los 134 millones de euros competirá este curso en la Liga BBVA pese a no haber pagado sus deudas con Hacienda, con la Seguridad Social, con sus proveedores… e incluso con otros clubes con los que comparte asiento en las asambleas de la LFP; por ejemplo, con el Deportivo de La Curuña, a quien no pagó el traspaso de Lafita. Hoy, el Depor está en Segunda, sin cobrar por su futbolista, mientras éste juega para el Zaragoza en Primera División.

¿Por qué pasa esto? Volvamos a las televisiones. La venta en España de los derechos de una manera individual no tiene ninguna salvaguarda que equilibre el mercado de modo preventivo: ni asegura ni un reparto equitativo (algo imposible si no se vende un paquete conjunto) ni contempla una protección económica para los clubes que pierden la categoría. Éstos ven reducido su nivel de ingresos por la vía audiovisual tan gravemente que muchas veces son incapaces de mantener una economía medianamente saneada. Ante el temor a que esto pase y viendo la caja del dinero vacía y el buzón de facturas a rebosar, los gestores caen en la tentación de no hacer frente a sus obligaciones de pago y de, por ejemplo, ‘comprar’ jugadores que les ayuden a quedarse en Primera, pese a que no tengan con qué pagarlos.

Y, ¿cómo es esto si la tarta televisiva en España es de 608 millones de euros anuales? Porque de éstos, el Real Madrid y el Barcelona se llevan cada uno 140 millones. Dejando para el resto de equipos poco más de 300.

El segundo escalón está ocupado por el Valencia y el Atlético de Madrid. Cada uno de ellos cobrará este curso 42 millones de euros, 25 el Villarreal y 24 el Sevilla. Así, entre los seis grandes copan más de dos tercios del total.

Los que menos ganan (Real SociedadMálagaSportingLevanteGranada y Rayo) sólo reciben 12 millones, menos del 10% de lo que cobran los gigantes.

En otros países el reparto es más equitativo: En Inglaterra, la Liga que le discute a la española la supremacía mundial en prestigio, el club que más cobró (en los últimos datos disponibles, los de la 2009-10) fue el Manchester United, que recibió 68 millones de euros. El que menos fue el Blackpool, que ingresó 44 millones, el 65% de lo que se llevaron los ‘diablos rojos’ y más que el Valencia y el Atleti en España.

En Alemania, el más rico por derechos audiovisuales es el Bayern de Munich, con 28 millones de euros, poco más de lo que cobra en la Liga BBVA el Villarreal y sólo algo más del doble que el más pobre de su competición, el Hoffenheim (13).

Por otro lado, nuestra competición está perdiendo dinero por este sistema de explotación. Ingresa mucho menos de lo que podría alcanzar uniendo las fuerzas de todos. ¿Cómo es posible que laPremier League ingrese más de 1.200 millones de euros por sus retransmisiones y la española se quede en la mitad? Quizá porque los ingleses venden un paquete conjunto, una marca consolidada en el mundo. Los espectadores de todo el planeta se sientan ante su televisor a ver un partido de laPremier, un producto atractivo a través del marketing. En España el interés se concentra sólo en Madrid y Barcelona, porque en la LFP nadie se ocupa de vender la marca ‘LFP’.

La Liga BBVA está ingresando ahora mismo lo mismo que la Ligue1 francesa, cuyos clubes no se cuentan entre los más potentes del mundo ni de Europa, y 300 millones menos que la Lega Calcioitaliana, cuyo atractivo estético parece obvio que es mucho menor que el del fútbol español, actual campeón del mundo y de Europa con una propuesta futbolística muy aceptada.

Una propuesta que, en su mayoría, procede de la escuela del FC Barcelona, que además vive la etapa más gloriosa de su historia, encadenando campeonatos de Liga y Copas de Europa. Quizá lo expuesto en estas tres entregas explique la necesidad de inventarse ahira el canon de las radios.Mediapro ya compró los derechoa radiofónicos en su momento y, ante la escasez, le ha dicho a los clubes: la pasta se saca de cualquier sitio, explotemos esto. Y au que vayan a sacar poco y menos, los equipos de la LFP se pliegan y hacen como que son ellos los que imponen y hestionan el canon… Ridículo.

La crisis, y todas estas causas desglosadas en estos tres días, pueden ayudar a entender por qué, pese a ser reconocido como uno de los mejores equipos de la Historia, pese a ser el germen de la selección campeona del mundo y pese a aglutinar elogios y ‘shares’ de audiencia en todo el planeta, el maravilloso Barça, el equipo que arrasa haciendo el mejor juego que jamás yo haya visto, cerró la campaña 2010-2011 con portadas, gloria, títulos y… 9 millones de euros en pérdidas.

Publicado en Periodista (Y) Colegiado el 3septiembre2011

Anuncios

Un pensamiento en “Esta crisis tiene causas (III): De leyes a conveniencia y cánones oportunistas

  1. Pingback: Aún esperamos a Tebas | ADPrietoBlog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s