Lo que nos conviene

ALBERTO D. PRIETO

20130506-165302.jpg

Dice el jefe que nos conviene. Yo pienso que no. Pero no lo digo, claro. Aunque lo pienso. Y él también. En el fondo lo piensa. O eso creo yo. Aunque no lo dice. Porque no conviene. Dice él.

El periodista piensa y luego dice. Conviene hacer antes lo primero y es clave que lo segundo sea reflejo de lo anterior.

El político no parece que piense lo que dice. Y, sin embargo, sí lo hace. El caso es que no dice lo que piensa. Sino lo que le conviene. O eso cree él.

Pensar y decir coherentemente nos ha llevado a mentir. O eso creo. Una mentira que apoya la de otro, que la dijo porque le convenía nuestra verdad. Total, se convierte en verdad una mentira para apoyar una verdad previa.

Decir lo que no piensas para defender lo que pensaste y dijiste. Porque es conveniente. O eso cree el jefe.

Lo que nos conviene es decir que el político piensa y nosotros pensamos lo que dice y decimos. Yo no lo creo. Pero quién soy yo. Sólo un periodista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s