Aznar ante su espejo

Jose Maria Aznar, este miércoles en Antena 3 | Gonzalo ArroyoAznar lleva en las nubes desde poco después de aquel “créeme”.

¿Cómo? “Que es ETA, que sí”. Así, director a director. Y, a pesar de venir del otro “créanme” –¿el qué? Lo de las “armas de destrucción masiva”–, alguno picó. Lo cual podría explicar, por reflejo, la inquina posterior con el personaje. Era la época en la que el hoy ex presidente ya caminaba 10 centímetros por encima de las mullidas alfombras de Moncloa.

Tampoco nadie lo bajó al suelo este miércoles en Antena 3.

Aznar vive desde que fue ungido por la mayoría absoluta del año 2000 pendiente de su espejo, rasurándose el bigote un milímetro cada año hasta el actual amaneramiento de su pose.

Aquel hombrecillo falto de carisma, seco y sospechoso se hizo mediático a su manera con el paso de los años y forjó su perfil a mármol y cincel. Tanto, que una sonrisa suya era siempre impostada. Pero quedó tan pulida su figura pétrea que el brillo deslumbró a sus seguidores.

Y a él mismo, encantado de su hercúleo personaje.

Este miércoles quiso hablar como entonces hacía: se vistió de presidente, bruñó el sable y dio un discurso con brillo de poder, aprovechando que el PP tiene mayoría absoluta.

Pero tampoco le dijo nadie este miércoles que no es la suya, que es de otro el foco ahora. Que su brillo aquél queda lejos, a años luz.

Prometia Lomana empezando con que si la Gürtel y la boda, con que si Bárcenas y los sobres. Le insistió y le replicó, y Prego quiso castigar ese flanco.

Parecía una entrevista.

Pero era un show, era un mitin. Por tres razones. La primera, Marhuenda. Un palmero este miércoles con Aznar como en cada portada con Rajoy. Dura esquizofrenia la suya.

La segunda, porque el ex presidente se zafó hábilmente de las acusaciones. Aunque sólo en apariencia, porque no usó más que el mismo y mal argumento que esgrimía su señora esposa, la alcaldesa, la misma mañana de este miércoles: que en las bodas hay regalos. El periodismo de tele hizo el resto: la premura de tiempo obligaba a cambiar de tema y pasar a la política.

Y la tercera, porque ahí, en lo mollar, a su elevado discurso, a su brillante receta, a sus urgencias exigentes, nadie respondió con la verdadera cura de realidad: “oiga, ¿y qué le hace creer que a usted sí que le dejaría la Merkel cumplir el programa del PP?”.

Falló el periodismo, ganó el personaje.

Anuncios

2 pensamientos en “Aznar ante su espejo

  1. Lo que me da es miedo !!! Veo a este “Sr” otra vez en tv y me dan ganas de salir corriendo !!! Aunque no se qué pensar , no será para desviar la atención ?? Todos pendientes de lo que dice y nos olvidamos de lo que esta firmando y aprobando el gobierno ? Y lo que es peor, nos olvidamos de lo que No dice Rajoy ? Este país me decepciona cada día un poco más ocurren cosas cuando menos sospechosas , un programa no se emite ( el Intermedio) por supuestos “fallos ” técnicos , se detiene a fotógrafo de un periódico por supuesta ” atentado ” a la autoridad , y sospechosamente en Facebook no se puede compartir ciertas noticias del Diario Público, cosas raras habrá que llamar a Iker Jiménez …

    • A mí me sorprende cómo nuestra decadencia nos hace añorar a un señor a quien echamos a gorrazos por meternos en una guerra.
      Pero en tuiter un follower me ha dado la clave: no lo echó la guerra, sino nuestra opulencia. Si hoy promete trabajo y prosperidad a cambio de mandar a la legión a Irak arrasa en las urnas.
      El o Rubalcaba. En España basta eso.
      Mientras nos den de comer y nos distraigan…
      Pan y circo, me temo

      Gracias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s