el FIN de los MEDIOS

ALBERTO D. PRIETO

Evolución? _ #crisis #prensa

Evolución? _ #crisis #prensa

Que Jeff Bezos se haya comprado, así en un arrebato, el Washington Post, ¿es una buena noticia o es sólo una noticia? Porque mala no es, digo yo… ¿o sí?

La globalización de la economía, ese mantra tan traído, engrandece a los grandes y empequeñece a los pequeños. La lógica capitalista indica que o creces o decreces. Cuando el mercado es planetario, una posición dominante te conduce inexorablemente a la de abuso, y Amazon, o Bezos, con esta compra ya es productor, distribuidor y punto de venta.

El periodismo necesita músculo económico para cumplir su papel. Sólo la independencia financiera te garantiza una prensa sin ataduras ni vasallajes. Pero, ¿quién te puede dar esa independencia en un mercado planetario de titanes en lucha?

John Carlin, que no es un piernas, saludaba esta mañana la llegada de Bezos al negocio. Al modo de los grandes oligarcas que se compran equipos de fútbol, ante la llegada de un ricachón a inyectar pasta en nuestro sector cabe la tentación de sólo dar palmas. El miedo es libre, y ver la nómina apuntalada porque empiece la moda del juguete-prensa entre los magnates puede ser celebrado con tuits de brocha gorda.

Mientras escribo este post me ha llegado el primero de la serie que anuncia Giner sobre esta operación. Y coincide con la prevención con la que yo me he puesto a escribir. Una cosa es músculo económico y otra dopaje financiero. Ésa es la paradoja: ¿qué es ser independiente si, al final, siempre hay un dueño?

Un medio de comunicación necesita unas cuentas saneadas para ser independiente, pero no que se las saneen desde fuera. Porque entonces puede ser que debas pagar un precio: el de la credibilidad, si tras publicar noticias que perjudican a la gran corporación que te alimenta te apresuras a lavarle la cara; o el del capricho, si un día se cansa el mecenas de alimentar la fundación sin ánimo de lucro que te sostiene.

Éste es el caso del inglés The Guardian, propiedad de la Scott Trust Foundation, y aquél el del Business Insider, la revista con la que Bezos inició su desembarco en los medios y que hoy presenta en su home no menos de una docena de entradas sobre la compra del WaPo, la mayoría centradas en el magnate y en lo audaz de su proceder.

El fin de los medios es informar, no el dinero… Y el fin de los medios será pensar que el dinero es un fin, no un medio. Lo necesitamos para ser un negocio, no un capricho.

Anuncios

3 pensamientos en “el FIN de los MEDIOS

  1. Interesante reflexión. La solución: publicidad y los lectores, y sus cuotas.
    Pero claro, en la era de Internet (y el todo gratis) a ver quien le pone ese cascabel a ese gato, por lo menos en España, donde si existe la cultura, es la de pillos y Lazarillos….

    • Habría que empezar de tan abajo… de la educación en las escuelas, de que la cultura se paga, de que quien dice, quien habla, quien escribe, quien pinta, dibuja o canta, tiene un talento que a ti te falta, que merece la pena reconocer y celebrar, porque te alimenta. OJALÁ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s