Azul y Negro, los colores de Alberto Fernández

ALBERTO D. PRIETO

alberto-fernandez_1Creo que no llegué a hacer la colección, pero sí compré cromos y ayudé a un amigo a completarla. ‘Trideporte 84′ es el único álbum que yo recuerde que incluía ciclistas en los sobres que, a cambio de cinco pelas, te daba el quiosquero. Junto a ellos, futbolistas y baloncestistas… en aquella época, ocho años para nueve, yo no sabía decir esa palabra: ”baloncestistas”. Ese verano, con la plata de Los Ángeles, todos aprendimos.

Yo ya estaba loco por las ruedas. Siempre me he preguntado por qué soy el único de mi casa apasionado por el deporte. Y ahora, ya cerca de los 40 tacos, voy entendiendo: Al tiempo que aquella España salía de sus muchos y eternos cascarones, los de la generación que ya no empolló el franquismo, despertábamos al hedonismo permitido. A los enanos de entonces nos ofrecían nuevos modelos que imitar. Era la época de la movida, que nos pillaba aún casi con la papilla, y de nuevos ídolos deportivos, casi todos con patillones y mal afeitados. En las bicis, todos repetíamos los nombres de Arroyo, Perico, Faustino Rupérez… y, por supuesto,los de Hinault, Fignon y Moser.

Abril, entonces era en abril, nos despertaba la primavera con la Vuelta a España y con las aguas mil de Covadonga, recién estrenada en el 83, con triunfo histórico de Lejarreta. Ese año ganó su segunda y última vuelta el mítico tejón francés. La ronda española siempre tuvo algo de canalla. Ni los de cinco Tours la ganaban más de dos veces. Serían los Lagos, sería el ambicioso Hinault, serían los Azul y Negro, pero aquella Vuelta a España, Gran Premio Caja Postal, ya nunca dejó de sonar en mis pedales.

Ya el año anterior, el del fracaso en el Mundial 82, me sentaba todas las noches antes del telediario a ver el resumen de la etapa, que me había perdido merendando chocolatinas en el cole a la espera de ver aparecer el Renault 4 amarillo de mamá por la cuesta del Pinar. Yo ahora acuesto a mis hijas, de la misma edad, más o menos a esa hora, pero mis viejos estaban obligados a aguantarme con los ojos pegados a la tele –“Alberto, echa para atrás que te van a atropellar las bicis”– con el ‘Me estoy volviendo loco’ de fondo.

–> Completa la lectura en Quality Sport

Anuncios

Un pensamiento en “Azul y Negro, los colores de Alberto Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s