Pablo Almansa y una idea del destino

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

(c) Pablo Almansa

ALBERTO D. PRIETO
Las ideas ya existían, pero nadie reparó hasta que alguien escribió sobre ellas. Las ideas como perfección, como modelo.

Almansa es un mirón, gasta tiempo observando, disfruta, aprende, siente. Pablo Almansa es uno de los fotógrafos elegidos por NORMAL Magazine para protagonizar su último número. La revista francesa —300 páginas, lomo, papel de alto gramaje, selección cuidadosa de contenidos— es una especie de catálogo de una exposición imposible que reuniera a los mejores en el oficio de capturar el instante de una emoción. Después de más de dos décadas —”ya casi tres”—  abriendo y cerrando el diafragma, Pablo gasta una verborrea en persona muy lejana de la calma de sus trabajos. Pero ésta es una calma consciente, cultivada con las experiencias y llena de razones. Para decirlas todas, atropella su acento murciano, algo tamizado por años de asfalto madrileño, y entre cafés desgranula todas las capas de los mismos dos conceptos que reúnen sus trabajos más aclamados: un respeto infinito y una pasión ilimitada por la mujer que se le desnuda.

“No hay nada de qué avergonzarse, soy un mirón, pero todos querrían mirar como mira un fotógrafo”, dice en la entrevista que acompaña sus instantáneas en la publicación gala. Cuando le preguntas por su último trabajo, responde emocionado, respetuoso, admirado, glorioso: “es increíble, esa chica es un espectáculo”

Sus imágenes juegan en esa dualidad platónica: su chica es perfecta, atractiva, sensual, muy deseable, y está desnuda, expuesta, al alcance de la malicia. Sin embargo, el mimo en la concepción logra que no haya nada estridente, y que cada curva juegue más a favor de la belleza de las demás que de su propia perfección.

Pablo Almansa ha aprendido a no tener prisa, a fiarse poco, a ser metódico. Estudia mucho, habla, investiga, mira. Y antes de disparar ya sabe lo que quiere y por qué son esos los volúmenes que busca. En un paisaje, en un catálogo publicitario, en una fiera, en un famoso de portada…

Sus fotos están calladas, hacen el silencio y aquietan. Es una de las claves de su magia.

Por eso, los desnudos de Almansa son también desnudos de la mirada, la de la modelo y la del espectador. La de ella porque el fotógrafo no sólo trata de averiguar cuáles son los mejores perfiles del cuerpo iluminado, también averigua instintivamente los porqués, y los expone en silencio, otorgándole la interpretación al observante, al que desarma de prejuicios con la rotundidad de su propuesta, al que atrapa en una escena inequívoca: aquí estamos para esto. Y la mirada del espectador, porque cuando ésta se cruza con la de la mujer, ambas se cuestionan sin escapatoria.

Los ojos de ella siempre encarcelan algo. Y siempre dan la sensación de estar en posesión de todas las respuestas. A la espera de preguntas. O sin esperarlas en absoluto. En la profundidad oscura de sus ojos guarda una certeza la chica que muestra magnífica todo lo demás: su propia rotundidad, el secreto de por qué poniendo toda su piel desnuda al alcance ella está tan lejos. Y el espectador comprende, y da un paso atrás, turbado, más inquieto que antes de mirar. Ella manda y eso buscaba el fotógrafo al disparar.

En NORMAL Magazine, las imágenes escogidas muestran una selección de los desnudos de Pablo Almansa, mujeres que embravecerían mares en calma, imágenes ideales en un hotel señorial, naturalezas vivas. Una y todas se afirman a sí mismas como la mejor versión posible de todo lo que muestran, y se presentan como si ese instante fugaz que siempre es una fotografía nunca lo hubiera sido, como si en realidad la idea primigenia del Destino fuera que algún día esa composición, esa luz y ese encuadre fueran capturados para decorar las paredes de la caverna de un Demiurgo mirón.

Esa foto ya existía, pero nadie reparó en ella hasta que Pablo Almansa la hizo. Esa foto como perfección, como representación ideal.

Publicado en pabloalmansa.com en septiembre2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s