El ‘plan Schulz’ para la Europa de los refugiados

image

ALBERTO D. PRIETO
El pasado mes de junio, Martin Schulz ya se confesaba “bastante escéptico” ante la posibilidad de que la Unión Europea fuera “capaz de dotarse de un mecanismo de solidaridad para afrontar la crisis de refugiados merecedor tal nombre”. Aún no habíamos visto las imágenes de cientos de seres humanos tratando de entrar por las ventanas a los trenes en Macedonia, todavía no teníamos los vídeos de las cargas con gases lacrimógenos en Hungría. Petra Laszlo seguía teniendo trabajo porque nadie la había grabado su zancadilla a un padre de familia, y al pequeño Aylan Kurdi, sin él saberlo, le quedaban un par de meses de vida.

“Europa es capaz de resolverlo”, confesaba el presidente del Parlamento Europeo en una entrevista con este diario, “pero falta coraje en determinados Estados miembros”, concluía. En el lenguaje del político alemán, ‘coraje’ quizás signifique ‘compromiso con los valores europeos’. Así se infiere del plan detallado que Martin Schulz desgranó ante la grabadora ese 25 de junio en un hotel de Madrid, donde se encontraba para participar en los actos solemnes que celebraban los 30 años de la firma del Tratado de Adhesión de España a las Comunidades Europeas.

“Como presidente de la Eurocámara soy más libre que otros para hablar e impulsar cambios a través de palabras y documentos”. ¿Y por qué sus planes no se implementan? Porque “ocurre que las políticas migratorias son competencia de cada Estado”, respondía con una evidente desazón. Por eso tal vez, aprovechó el político alemán una pregunta concreta sobre la posible infiltración de terroristas entre los solicitantes de asilo para desviar la respuesta hacia un plan, muy detallado, que quiere impulsar, al menos de palabra.

Tres son los pilares que erige Schulz “para que la Unión tenga una política migratoria común”. Y en ellos, separaba detalladamente lo que ahora es confuso y alimenta los debates de tinte xenófobo: “lo que son refugiados de los migrantes económicos”.

1. LA TARJETA AZUL

“Hace falta un instrumento de inmigración legal, como tienen todas las grandes regiones mundiales”, defiende Schulz. Un documento similar a la ‘Green card’ estadounidense, donde “usted no tiene el derecho de acceder, pero tiene la oportunidad”. Para Schulz, este primer punto es un paso clave: “sustituiríamos un sistema de desespero por otro de esperanza”. Eso, además, otorgaría a la UE el “derecho moral” a rechazar candidatos a la inmigración económica “ya que habría un mecanismo claro y común en origen. Europa debería dotarse de ello”.

Lo curioso es que ese mecanismo ya existe, al menos sobre el papel. Se regula en la Directiva 2009/50/EC, de nombre ‘Entrada y residencia de trabajadores altamente cualificados (tarjeta azul europea)’. Sus objetivos son facilitar la admisión de nacionales de terceros países mediante la armonización de las condiciones de entrada y residencia en la UE, simplificar los procedimientos de admisión y mejorar el estatuto jurídico de los que ya se encuentran en el territorio europeo. Además de limitar la fuga de cerebros en los países emisores al convocarse unas cuotas fijas año a año. Es decir, como ocurre con la ‘Green card’ de EEUU.

¿Y por qué no se aplica? Todos los países la han traspuesto a sus legislaciones, dice una fuente europea (España lo hizo ese mismo año). Pero, además de que la Comisión ya trabaja en “replantear el mecanismo” por completo, como admite una fuente europea, sólo Alemania la utiliza efectivamente.

Se dice que una de las motivaciones para que Angela Merkel ampliara los presupuestos para acoger refugiados, en plena crisis en la frontera húngara son razones demográficas y económicas. Eso tiene sentido, en el contexto ya descrito de que es el único país que, antes de esta crisis, ya apostaba por la citada directiva y previó sus necesidades laborales y sociales del futuro.

2. ASILO Y REFUGIO

“Es la protección temporal de aquéllos que no quieren inmigrar a Europa, pero que tienen la necesidad de buscar un refugio temporal mientras no puedan regresar a sus casas”. Es decir, los cientos de miles de personas que huyen de Siria, Afganistán, Irak, Eritrea… que hoy están deseando desesperadamente entrar en Europa para salvar sus vidas.

Apuntaba el presidente del Europarlamento a la “temporalidad” de ese refugio. “En los años ochenta, nuestros países estaban llenos de libaneses que después, en su gran mayoría han regresado a su país”, relataba, recordando un reciente viaje a Kiliç, una población turca fronteriza con Siria. “Es una ciudad con 103.000 habitantes y tienen 125.000 refugiados. Jamás en mi vida he visto una solidaridad como allí. Incomparable, increíble lo que los turcos hacen allí. Hablé con muchos refugiados y todos me dijeron: ‘no queremos ir a Turquía, no queremos ir a Europa, queremos volver a casa. En cuanto acabe la guerra civil, nos volvemos’. Así que el argumento de rechazo a la inmigración no es válido. Son refugiados temporales”.

3. ASILO POLÍTICO

Opina Martín Schulz que éste es el punto menos debatido de todos “por el ruido que hacen los dos anteriores”. Pero, en su papel de presidente del Parlamento “que representa a todos los europeos”, es fundamental para la defensa de los los valores “en los que se basa la UE”, porque es “proteger el gobierno democrático futuro de los países donde hay dictadores hoy”.

La conclusión de aquella extensa e interesada respuesta a una pregunta que sólo tangencialmente tocaba estos aspectos es que Martin Schulz tiene un plan. Un plan muy concreto en el que cree por encima de todo, “porque lo que hacemos ahora es meterlos a todos en un mismo saco de un sistema que no está creado ni para la inmigración legal ni para la protección temporal”. Pero un plan cuyas esperanzas de ser implementado, como tantas veces en Europa están más en las palabras que en los papeles firmados, e incluso más en los papeles firmados que en la realidad.

“Soy bastante escéptico”, dijo aquel día. Y acertaba.

Publicado en EL MUNDO el 25septiembre2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s