Lo de la gente, lo del PSOE

verano-muro-atardecer

El final del verano llegó. (ADP)

La obsesión por darle la voz a la militancia es renunciar a tu labor de líder.

El líder lidera, no obedece.

Escucha, pero decide. Ésa es la esencia de la democracia representativa.

¿Para qué hay cuadros si éstos están sólo para ejecutar la voluntad de las masas?

¿Para qué queremos un partido, dos partidos, tres partidos… o un Parlamento si nos vale con la voluntad de las masas?

Internet da acceso al voto y a todo el saber a todos. Dejemos que la masa decida, a voluntad… y a ver qué sale.

¿Cuál fue la clave de convertirnos en los reyes de la Creación? ¿Fue la socialización, el reparto de tareas, o fue el asambleísmo?

¿Las hogueras de las grutas eran fuegos de campamento, asambleas universitarias?

¿Es que no hemos aprendido de todas las ocasiones en la Historia en que un líder ha dicho que él sólo se plegaba al pueblo, que su contrato era con el pueblo, que él sólo obedecía al pueblo, que él era la voz del pueblo?

Hoy todavía pasa en algunos sitios…

¿Alguna vez, de verdad, se ha hecho lo que el pueblo quería?

¿Acaso existe eso que llaman el pueblo, la gente, la militancia?

¿Y si existe, sabe lo que quiere?

¿Y si lo sabe, acaso lo que quiere es forzosamente lo que conviene? ¿Es esto a lo que llamaba Ortega el hombre masa?

En esa crisis estamos, la de la gente, la de la democratización de la democracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s