un año, abuelos

abuelos

Hoy hace un año que los vi por última vez.
En un par de meses se me fueron los dos.
Esa mañana con el abuelo, sentado junto a su cama en la que se consumía y me miraba con todo el amor acumulado en sus ojos, ése que nunca había sabido expresar y al apagarse se le salía a borbotones.
Su media sonrisa, al final casi sin dientes.
Sus frases de verdad (“hay que trabajar duro para ser feliz”, me dejó de enseñanza aquel día).
Ese buen rato en el salón junto a la abuela, “estoy muy malita, y cansada, pero hijo, esto no se acaba…”.
“Mira mi agenda, aquí lo tengo todo apuntado, no se me olvida nada, porque la miro cada día, y voy añadiendo cosas”.
“¿Qué tal mis biznietas? ¿Y tú estás bien? Estás muy delgado…”
 
Os echo de menos, tanto como poco os vi siempre.
Tanto como ese amor que el abuelo nunca supo dar y aquella mañana se le salía, a lágrimas, de sus ojillos viejos.
Anuncios

La vida en el teatro de la vida: Ignasi Vidal estrena ‘El cíclope y otras rarezas del amor’

 

Si lo que pretendía Ignasi Vidal era explicar el amor, él sabrá si cree que lo ha conseguido. Si lo que pretendía era explicárselo a sí mismo, es evidente que lo ha logrado. ‘El Cíclope y otras rarezas del amor’ (del 24 de agosto al 17 de septiembre en los Teatros del Canal, Madrid) es una instantánea en movimiento de lo que pasa en cinco vidas que se cruzan. No todas, pero se cruzan. Como la vida misma.

Y como en la vida misma entras y sales sin saber por qué ni adónde, sin ensayo previo ni certezas, arriesgando en la apuesta o guardando para cuando no haya. Porque el amor, en la vida misma, nunca sabes si lo hay. Sigue leyendo

“A veces, Vega me importa un pimiento; yo soy Mercedes por encima de todo, y mi público lo sabe”

ALBERTO D. PRIETO

vega-entrevista-okdiario

Vega, durante la entrevista con OKDIARIO. (Foto: Enrique Falcón)

Vega está en una mesa de La Tita Rivera, su bar de referencia en la calle Pérez Galdós de Madrid, junto a Fuencarral, donde bullen los locales con un ambiente como el que desprende su música: todo muy bien hecho para disfrutar, todo pensado de antemano para compartir. Pero no es Vega, y lo sabremos de inmediato, es Mercedes Mígel Carpio, una mujer cordobesa que rebosa ideas y determinación para sacarlas adelante, que te pide un minuto para salir a fumar un cigarro y la entrevista comienza ahí, en la puerta del local. Pero no es una entrevista, es una conversación.

RESPUESTA.– …lo que te estaba diciendo. Que entrar en la cuarentena te hace seleccionar mucho los proyectos. Y yo tengo clarísimo que lo que haga me tiene que gustar y que estoy aportando algo. Sigue leyendo

Víctor Küppers: “No hay nada como ir alegre por la vida, mantener el ánimo en épocas de mierda”

 

ALBERTO D. PRIETO

Se pasa la vida “chutando” vidas, reclamando sonrisas desde la suya, “explicando cosas super fáciles que todo el mundo sabe pero que a veces hay que recordar”. Víctor Küppers es probablemente el conferenciante más contratado de España y viaja casi cada día de ciudad en ciudad, de empresa en empresa impartiendo ponencias sobre cómo la actitud con la que afrontamos cada aspecto de nuestra vida es el secreto de la felicidad “porque cuando sonríes la vida es mejor, para los que te rodean y para ti mismo”. Este martes 21 de febrero, este técnico de de ventas tiene vendidas todas las localidades de una charla pública en Madrid organizada por ‘Mentes expertas‘ en el Gran Teatro Príncipe Pío. “Doy cada día gracias a Dios, me encanta mi trabajo… y está chupado porque se trata de pasión y entusiasmo, nada más”.

PREGUNTA.– Entonces, ¿el conferenciante que hace creer en el ser humano y su potencialidad es creyente?

RESPUESTA.– Sí, no lo he sido siempre. Desde hace unos años…

P.– ¿Y de qué manera influye esto en tu vida y en la de los demás? Sigue leyendo

Ricardo Gómez: “Siento la nominación como que me dicen ‘Bienvenido al cine, queremos que estés aquí'”

ricardo-gomez-actor-entrevista.jpg

Ricardo Gómez, durante la entrevista con OKDIARIO. (Foto: Marcos Rivera)

Hubo un día en que empezó a afeitarse… y ni nos dimos cuenta. Llevaba creciendo ante nuestros ojos cada semana más de tres lustros y ahora que se emite la 18ª temporada de ‘Cuéntame cómo pasó’, Ricardo Gómez ya tiene 22 años y se ha dejado la barba. “Lo propuse para la pasada temporada, pero no les pareció…” Ahora que Carlos Alcántara empieza una nueva vida en Bruselas, huyendo de sus fantasmas, el actor que lo interpreta, que le ha dado la vida –”llevo tantos años en su piel que he podido interpretar varios personajes siendo el mismo”–, emerge como una de las estrellas de una generación de intérpretes llena de talento. Tanto, que opta al Goya al Actor Revelación por su papel en ‘Los últimos de Filipinas’ (Salvador Calvo) y ha triunfado arrasando en taquilla en el teatro con ‘La Cocina’ (Sergio Peris Mencheta, sobre un texto de Arnold Wesker).

PREGUNTA.– Cuéntame… ¿cómo es eso de ser nominado a actor revelación cuando llevas 17 años delante de una cámara?

RESPUESTA.– Bueno, hombre… los requisitos los cumplo. Es mi primer papel relevante en el cine, con lo cual no hay nada de raro. Luego, a ver… A Sacristán se lo dieron sólo hace unos años [risas] Así que una vez que eso sucede, ya estoy libre de pecado. Existe esa categoría, por suerte, y para gente de mi generación es más accesible. Porque luego empiezas a competir con los peces gordos… Es una categoría que a veces se ha hablado de que igual no debería existir, que se debería competir con todos por igual, pero sirve para que los de mi generación, que estamos empezando en el cine, podamos tener también un reconocimiento. Sigue leyendo