Protegido:

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Escribe tu contraseña para ver los comentarios.

Lo de la gente, lo del PSOE

verano-muro-atardecer

El final del verano llegó. (ADP)

La obsesión por darle la voz a la militancia es renunciar a tu labor de líder.

El líder lidera, no obedece.

Escucha, pero decide. Ésa es la esencia de la democracia representativa.

¿Para qué hay cuadros si éstos están sólo para ejecutar la voluntad de las masas?

¿Para qué queremos un partido, dos partidos, tres partidos… o un Parlamento si nos vale con la voluntad de las masas?

” style=”width: 316.797px;

AAB (her automatic blues)

IMG_2885-0
Siéntate aquí
junto a mí,
hazme feliz

Ponte en mi lugar
para acabar
con este frenesí

Tenme en cuenta
Y, si no, piensa
que esto no es así

Siempre a tu lado
que no es pecado,
me haces feliz

Tengo un trabajo
Yo no me rajo
Y siempre es así

No echo la cuenta
de mi vieja imprenta,
no importa si es así

Basta a tu lado,
como hemos pasado
la vida hasta aquí

No pido nada
Nada de nada
Me basta junto a ti

5 años sin Michael Jackson: HIStory

1995 (37 años, canciones cada vez más autobiográficas, boda con Lisa Mary Presley)
15 canciones – 213 aullidos, 409 gemidos, 41,46

 

ALBERTO D. PRIETO

Como reza el nombre del disco, Jackson cuenta aquí su historia. Y su Historia. Es decir, que haciendo de la necesidad virtud y anticipando que sus ventas empezarían a bajar, no permitió que esto pasará antes de hacer lo que todo artista de éxito en estos casos: sacar una recopilación. Este trabajo doble, promocionado hasta el paroxismo con la erección de nueve estatuas ciclópeas alrededor del mundo -copias de la misma que aparece en portada- reúne 15 de sus mayores éxitos y 15 canciones nuevas. Y éstas son todas, todas, autobiográficas.

Hasta las dos que son versiones, ‘Come together’ de los Beatles y ‘Smile’ de Charles Chaplin, lo son a su manera: con la primera se daba el gustazo de ejercer su derecho a utilizar ‘su’ catálogo a su conveniencia; con la segunda homenajeaba a uno de sus ídolos, de quién coleccionaba películas proyectadas una y mil veces en su cine privado de Neverland. Sigue leyendo

5 años sin Michael Jackson: Dangerous

1991 (33 años, pederastia)
14 canciones – 121 aullidos, 483 gemidos, 43,14

ALBERTO D. PRIETO

En 1992, en pleno ‘Dangerous World Tour’, Michael fue contratado para animar el descanso de la Superbowl XXVII, la final de la liga de fútbol americano. En el intermedio de un partido seguido mundialmente; en un mini concierto que da incluso más prestigio al elegido que el que el elegido puede darle al partido; donde un artista normal aprovecharía cada segundo para agrandar su mito, Jacko decidió permanecer quieto como una estatua, seguro como estaba de que era su figura lo que la gente quería ver, de que él ya era más grande que su música, que ya era el indiscutible rey del pop y de todos sus súbditos. No venís a escucharme, os basta con mi figura, ésa que me he trabajado desde niño. Y cómo.

Ese cincelado externo era reflejo de un montón de heridas internas, de una huida hacia delante que llenó de guirnaldas, chorreras y apliques dorados todo cuanto lo rodeaba. El ‘Dangerous’ era un disco con una portada barroca y un sonido que se iba alejando de las melodías r’n’b camino de una personal mezcla entre el dance y el gesto cabreado. Sigue leyendo

¿Quién sabe que es Navidad?

ALBERTO D. PRIETO

Luces de Navidad #NoWay #España

Luces de Navidad #NoWay #España

Pisas la calle de buena mañana, hace frío y la luz del sol aún sólo se insinúa. Te sorprende enfrente un niño sentado. No hace nada, entretiene su desgana con montoncitos de arena. La mirada perdida y te parece que con brillo, no de la alegría vivaracha de un enano juguetón, no; de ése otro más viscoso que se instala en los ojos cansados.

El chico mantiene fija la dirección de su mirada, perdida, hacia donde tú estás, pero no parece importarle si estás ahí. Sólo posa los ojos, como apoyando la vista, descansándola tras una larga noche rascando las uñas encogido, ahí está. Sigue leyendo